Sé un youzzer

23 oct. 2014

Sonambulismo sexual


En mayo de este año, la Academia Estadounidense de Medicina del Sueño incluyó a la sexsomnia en su catálogo, y ahora la reconoció como una enfermedad. Esta forma parte de las "parasomnias", actividades motoras que se realizan dormido. Así como el sonámbulo hace movimientos complejos sin conciencia, quien sufre sexsomnia
puede mantener relaciones muy agresivas sin saber qué está pasando.
"Lo primero que hay que recomendarle a una pareja que pasa por esto es que empiecen a dormir separados, al menos hasta que los episodios sean menos frecuentes", afirmó en diálgo con el diario Clarín la jefa de la unidad de Medicina del Sueño del Instituto de Neurociencias de la Fundación Favaloro, Mirta Averbuch, que estudia el tema.
Aunque hay pocas investigaciones, "existen tratamientos", tranquiliza la doctora. Un estudio canadiense señaló que el 8 por ciento de las personas que se atienden por sonambulismo afrontan este mal e indicó que la sexsomnia es más común en hombres. "El desconocimiento y la vergüenza en los pacientes evita que se sepa más. No se trata de una enfermedad relacionada con la epilepsia, como muchos creen".

Averbuch dice que los casos se detonan cuando el enfermo está expuesto a un fuerte estrés. La actividad motora aparece en la fase tres del sueño. El tratamiento incluye sedantes derivados de la benzodiacepina, que bloquean el sueño profundo. También terapia cognitiva y hasta cursos de relajación.