Sé un youzzer

27 ago. 2014

Max y 60 mil mas contra Facebook

Max Schrems (Foto: La Vanguardia)
En base a información de la agencia Reuters:
Este mes, Schrems hizo un llamado a los 1.000 millones de usuarios de Facebook para que se sumaran a una demanda que interpuso en un tribunal comercial de Viena. Ahora anuncia que ese tribunal ordenó a Facebook Irlanda que responda en un plazo de cuatro semanas a sus alegaciones, que incluyen que la red social ayudó a la Agencia de Seguridad Nacional de EE.UU. a indagar en la información de los usuarios de la red social.
Según la ley austriaca, un grupo de personas puede transferir sus quejas financieras a una única persona - en este caso, Schrems - funcionando efectivamente como una demanda colectiva que está abierta a cualquier miembro de la plataforma, excepto para los estadounidenses y canadienses, debido a los términos y condiciones de uso del servicio. "El resto del mundo tiene un contrato con Facebook Irlanda", dijo Schrems, según la agencia DPA, y agregó que la demanda está dirigida contra esta sede europea de la compañía liderada por Mark Zuckerberg. Facebook Irlanda dirige las actividades internacionales de la compañía.
La respuesta al llamado de Schrems ha sido "gigante, mucho mayor de lo esperado", dijo, y añadió que la mayoría de las personas eran de Europa. "Los correos electrónicos y comentarios han sido realmente positivos y lo que es interesante es que mucha gente dice que finalmente alguien está haciendo algo al respecto", indicó.
Schrems cerró la lista de demandantes a principios de este mes después de que 25.000 personas se unieran a la campaña, porque su equipo legal necesitaba verificar y administrar a cada uno de ellosDesde entonces, otros 35.000 usuarios se registraron en www.fbclaim.com para unirse.
Pide una indemnización por daños de 500 euros (unos 670 dólares) para cada usuario por las supuestas violaciones de datos de Facebook, entre ellas el haber ayudado a la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) estadounidense a conducir su programa PRISM, que recabó datos personales de usuarios de la red social y otros servicios web.
El estudiante también busca una orden judicial bajo la ley de protección de datos de la UE a través de un tribunal de Austria, que favorece la privacidad de los datos.
Algunos de los que se unieron a su causa han donado dinero, dijo el estudiante. "Es bueno ver que para mucha gente no es una cuestión de (obtener) dinero, sino de avanzar en esta materia", explicó.
Facebook, que ha rechazado hacer comentarios sobre esta campaña legal, ha sido criticada anteriormente por supuestamente haber violado las leyes de protección de datos. Más recientemente, el regulador de datos británico comenzó a investigar un experimento de 2012 sobre los usuarios de Facebook en el que se trataba de alterar su estado emocional para ver si sus publicaciones se hacían más positivas o negativas.
Facebook, la mayor red social del mundo con 1.320 millones de usuarios, registró un aumento del 61% en sus ventas en el segundo trimestre, impulsada por la publicidad en dispositivos móviles, enviando sus acciones a un máximo récord y valorando la empresa en casi US$ 200,000 millones.
El estudiante austríaco de derecho cuenta con antecedentes a la hora de confrontar con la red social. Siendo miembro de Facebook desde 2007, Schrems solicitó en 2010 su propio archivo histórico de actividades en la plataforma.

Cuando Schrems perdió la confianza

El mes pasado, Max Schrems solicitó a Facebook una copia de los datos que la red social guardaba sobre su perfil. Menos de 40 días después -plazo legal-, Schrems recibió un CD con 1.222 páginas, "incluyendo un montón de datos borrados como mensajes, comentarios del muro, amigos eliminados y antiguos nombres", según explicó. Ese documento lo preocupó y lo hizo desconfiar de la seguridad acerca de la privacidad que hasta entonces depositaba en Facebook."Damos por hecho que cuando entramos a un edificio estaremos seguros y cuando lo hacemos a una red social, respetarán nuestra privacidad, pero no es el caso", comentó al diario Foco Blanco. Según él, fuera de EE UU y Canadá, Facebook no cumple la ley. El tema es que fuera de dichas fronteras, Facebook -con sede europea en Dublín- debe responder a la Comisión de Protección de Datos de Irlanda (IDC), con leyes de privacidad más estrictas que las estadounidenses.

Max Schrems

Es un estudiante austríaco que convocó a los 1.000 millones de usuarios de Facebook para demandar a esa red social por violaciones a la privacidad, y consiguió 60.000 seguidores. Así fue que Schrems presentó una demanda ante el tribunal comercial de Viena, pidiendo una indemnización de 500 euros por cada usuario. Esta semana el tribunal ordenó a Facebook Irlanda responder en un plazo de cuatro semanas. Mark Zuckerberg, fundador de Facebook, aún no respondió ni hizo comentarios sobre esta campaña.